Introducción al Blog

A través de mi blog, pretendo abrir un espacio de debate e información sobre la Gestión de Personas en las organizaciones, entre profesionales de los recursos humanos. Me baso en la convicción de que "las Personas son lo Primero": es decir, las personas son el elemento imprescindible de las empresas para actuar, emprender, avanzar y ser líderes. Como Jim Collins observa en su estudio Good to Great, la empresa es el autobús en el que tenemos que hacer un largo trayecto y si no se cuenta en ese proyecto con las personas adecuadas en cada momento y en el lugar correcto, nunca se podrá ser una gran empresa. Bienvenidos!

jueves, 6 de diciembre de 2012

El Sr. Ferrán y la responsabilidad moral del empresario


Esta semana ha sido noticia la detención del expresidente de la patronal CEOE y el exdirector de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, acusado por el juez  de diseñar “una estrategia para alzarse con sus bienes aparentando insolvencia patrimonial”. Es decir, que urdió la venta de gran parte de su patrimonio, con trampas procesales, para que salieran a subasta judicial la menor cantidad de bienes, en detrimento de sus empleados y acreedores.

Partiendo del derecho a la inocencia que asiste al Sr. Ferrán hasta que sea juzgado, parece que asistimos a una de las “estafas” más significativas de la reciente historia económica española, haciéndonos reflexionar sobre la responsabilidad moral de los empresarios.

El empresario tiene la responsabilidad moral y el papel social de contribuir al desarrollo económico. Al desempeñar este papel, el empresario puede ciertamente, además de producir desarrollo, contribuir al progreso humano; pero esto dependerá de la ética que inspire sus propios comportamientos. Quiere ello decir que existen unas referencias éticas mínimas, a las que el empresario deberá atenerse siempre como agente del desarrollo.

La  empresa  que no produzca beneficios está en contradicción con su objetivo, y ello es una responsabilidad moral ya que favorece que se mejoren las condiciones de vida. Sin embargo, esta responsabilidad tiene sus límites naturales: la obtención de  beneficios a través del robo, -como parece que en este caso ha sucedido-, da lugar a la explotación del hombre por el hombre.

Todo empresario tiene el deber ético de inspirarse en los valores funcionales del desarrollo económico (eficiencia, eficacia y productividad) pero en compatibilidad con los valores universales  de justicia, libertad, solidaridad, etc.

Existen grandes esferas éticas en el ejercicio de la función del empresario que este ha de respetar:
la responsabilidad laboral (ante los empleados que están aportando sus destrezas al desarrollo económico)
la responsabilidad económica (en hacer el mejor uso posible de los recursos económicos necesarios de consumo distribuyendo equitativamente los recursos producidos)
y la solidaridad (no malgastando los recursos a sus alcance y pagando sus impuestos)

Sin duda alguna, no podemos generalizar al resto del colectivo empresarial los comportamientos contra la responsabilidad moral del empresario del Sr. Ferrán, pero si hemos de llamar la atención a los empresarios de las consecuencias sociales de no asumir dicha responsabilidad..

Antonio Peñalver

15 comentarios:

  1. ESta semana la detención de Ferrán ha sido la noticia mas llamativa ocurrida en el mundo económico empresarial de este país. Las cifras económicas publicadas son para llevarse las manos a la cabeza e intentar pedir explicaciones a este señor por tal negocio lucrativo de forma injusta, sin beneficio mas allá que el suyo propio y de sus aliados.
    ahora lo llamativo es que, tras tanto tiempo estafando y metiendo su mano en un bolsillo lelno de dinero que él se adueñaba, ahora no tiene para pagar su fianza y duerme entre rejas, como ya hicieron otros señores como él en años pasados.
    Lo positivo de esto es ue se haya descubierto tal atrocidad y se haya tomado justicia, y no se vaya libre caminando como si lo único que hubiese hecho fuese un simple desliz.
    Ojalá no salgan mas casos como este, sino que realmente, los empresarios busquen y luchen , en especial en estos momentos de dura y difícil situación del país, en salir adelante, desde la mas transparencia y legalidad, luchando por aumentar beneficios en sus empresas.

    Vanesa Peña, Alumna de UAH

    ResponderEliminar
  2. La responsabilidad moral de un empresario es un concepto muy entrañable, pero lo cierto es, en mi opinión, que la moral es una percepción de cada una de las personas, lo que para ti es inmoral para mí no, y viceversa. Para eso vivimos en un estado de derecho, en donde, cuando algo es inmoral para la mayoría de la sociedad de un país aprobar una ley que lo prohíba o castigue. Por tanto ¿hasta que punto podemos exigir a un empresario que sea más “moral” que la propia ley?, no sería mejor pedir que cambien las leyes para que estas sean más éticas, justas y morales.

    Jose Alcalde, alumno UAH.

    ResponderEliminar
  3. Estimado don Antonio Peñalver,

    Obviando el trámite judicial de este empresario, veo inadecuado su comportamiento empresarial.

    Un empresario, hoy en día, tiene que enamorar con sus marcas a su público objetivo con sus productos/servicios para satisfacer sus necesidades. En ese objetivo, tiene que satisfacer en la mayoría de las ocasiones, las necesidades de sus empleados y clientes/consumidores, para que su mensaje llegue lo más lejos posible. Poniendo como ejemplo a este señor, con sus múltiples empresas, ha hecho todo lo que un empresario no debe de hacer. El mensaje lanzado al mercado ha sido totalmente contrario.

    No hay que generalizar, ni meter a tods los empresarios en el mismo saco. Lo que si es verdad, que actuaciones como las de este señor, han hecho que la imagen de la CEOE como marca, se debilite y sean necesarias nuevas estrategias de marketing para reposicionar a la marca, como una marca que lucha por defender los intereses de los empresarios españoles.

    Muy buen artículo

    Saludos

    Jose Antonio

    ResponderEliminar
  4. En el caso de Díaz Ferrán estamos haciendo especial hincapié en la moralidad del empresario, si, es evidente que los empresarios por la transcendencia que logran sus organizaciones deben contribuir a mejorar el entorno y responsabilizarse de sus actos a nivel económico, social y ambiental aunque ese comportamiento no se realice realmente por lo que significa, sino por los beneficios económicos que realmente van a generarse que es para lo que ciertamente se crean las empresas. Pero este es un caso especialmente llamativo, Díaz Ferrán no es un empresario cualquiera, sus cargos a lo largo de su carrera han resultado ser especialmente importantes como para que su voz se quiebre al hablar de responsabilidad moral. Entre otros cargos, Presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales institución que representa a todos los empresarios españoles tanto de organizaciones públicas como privadas, Doctor Honoris Causa por la Universidad Miguel Hernández de Elche (título del que ya ha sido cautelarmente desposeído), presidente de AEGAMA (Asociación Española de empresarios Gallegos en Madrid), y un sinfín de empresas punteras a las que ha llevado a la quiebra. Estar al frente de todo lo anterior es más que suficiente para poner un poco más de cautela en sus actos y no pasar de ser supuestamente un referente empresarial a un referenciado en miles de artículos por sus actos inmorales, simplemente por llenar el saco más de lo que la legalidad le permitía (y mira que ésta es permisiva….). Solamente con un poco de vergüenza, una infinitésima parte de la que él en estos momentos debe estar pasando, uno no actúa con tan poco compromiso.

    Un cordial saludo,

    Javier Aldama, Alumno UAH.

    ResponderEliminar
  5. Estimado señor Antonio Peñalver,

    La detención del ex-director de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, por razones como lavado dinero y ocultamiento de bienes a acreedores mayoristas constituye un ejemplo acertado para el creciente pérdida de valores fundamentales y normas éticas en el liderazgo empresarial.

    Realmente, el mundo global no sólo está en crisis financiera sino también está pasando una crisis fundamental de valores esenciales. En estos días, se puede observar que los principios morales y éticos asimismo la responsabilidad social corporativa de la empresa, es decir el compromiso económico, social y ambiental de las empresas, están relegados a un plano secundario. Las organizaciones saben que deberían enfrentar sus negocios con responsabilidad social lo que implica desarrollar sus actividades en un marco de respeto a los derechos humanos y otros valores fundamentales que garantizan en bienestar común. No obstante, las empresas se sienten forzadas a concentrarse en la mera obtención de ganancias debido a las altas exigencias globales y la presión competitiva durante la crisis. Sin embargo, no pueden volver la espalda a la necesidad de la ética empresarial sino deben favorecer la integración de prácticas éticas en la gestión empresarial.
    El empresario tiene la responsabilidad moral de contribuir al equilibrio de las dimensiones económica, social y ambiental para asegurar el desarrollo económico y social, la sostenibilidad, la justicia y la retribución de la riqueza. Delitos tan graves como el lavado de dinero van minando la confianza que deposita la sociedad en las organizaciones y significan grandes riesgos y daños para el entorno global.

    A pesar de ello, se debe enfatizar que el comportamiento ético y la responsabilidad moral constituye una actitud voluntaria y automotivada de los empresarios. Por lo tanto, no tiene un carácter jurídico sino les apela a potenciar los valores y principios universales a las empresas para facilitar una recuperación económico significativa persistente asimismo un desarrollo más sostenible.

    La detención de Gerardo Díaz Ferrán muestra que estos valores y principios han perdido su significado en los tiempos de la crisis.

    Un cordial saludo,

    Kathrin Held
    Alumna del curso ‘Liderazgo y Management’ de UAH

    ResponderEliminar
  6. Estimado señor Antonio Peñalver,

    El caso mencionado anteriormente es un ejemplo “clásico” de cómo se puede conseguir, de manera injusta, una ventaja competitiva o ventaja personal sin tener en cuenta la responsabilidad social corporativa.

    Cada líder se enfrenta a la presión de lograr objetivos de alto rendimiento sopesando los objetivos morales y económicos. Dado que por lo general se mide por el éxito alcanzado, la mayoría se decide en favor del éxito económico según el principio de "egoísmo personal".

    El problema fundamental es que el “ingrediente” clave para el éxito de una empresa ya se establece de forma “incorrecta” durante la formación de los managers o jefes. En cualquier asignatura de gestión de negocios está señalado reiteradamente que el principal objetivo de una empresa es la maximización del beneficio. En esto, los contenidos éticos se tratarán superficialmente y sólo unas pocas universidades los ofrecen como una materia separada. Debido a que no es un parte del programa obligatorio y ofrecido p.ej. por razones de reputación, uno se enfrenta con eso más tarde en su vida laboral.

    Sin embargo, la pregunta que debemos hacernos es ¿cómo podemos evitar este comportamiento en el futuro? ¿ Es posible a través de un fuerte enfoque en la ética empresarial en una etapa más temprana o lo se ha convertido en una estrategia exitosa diaria en la que ninguna empresa está dispuesta a renunciar?

    Un cordial saludo,

    Marina Kostitskaya
    Alumna del curso ‘Liderazgo y Management’ de UAH

    ResponderEliminar
  7. Estimado señor Antonio Peñalver,

    La responsabilidad moral del empresario es un caso muy presente en relación con la crisis financiera. En esta crisis hemos visto cómo los bancos y instituciones financieras han corrido los riesgos sin pensar ni considerar las consecuencias y en esta manera mostraron que no tenían ni idea de como actuar eticamente. Los riesgos han acarreado desempleo y problemas económicos de mucha gente que no ha participado en el comportamiento irresponsable.

    Antes las empresas no tenían que pensar en lo ético pero con el desarrollo del CSR(Corporate social responsibility) de las empresas hemos visto que actuar eticamente ya es mucho más importante y especialmente el medio ambiente ha sido un importante pilar del CSR.

    El problema ético de la crisis financiera viene en el caso donde los bancos pueden recibir apoyo económico de los gobiernos. Esta acción de los gobiernos expresa que los bancos también en el futuro podrán correr los riesgos con el mismo riesgo, y en el caso peor con más riesgo que hoy. Había un grande discusión sobre el apoyo económico en los estados unidos ya que la población no quiere pagar por la crisis causado de los bancos. Esta atención de lo ético puede llevar consigo un aumento de la demanda de las empresas éticas y una importancia creciente de dirigir en una manera ética. Es decir que en el futuro es posible ver que las empresas den más prioridad al CSR y la mediación del CSR a la población y los clientes. Por eso la responsabilidad laboral y económica y también la solidaridad serán más grande en el pensamiento de los empresarios.

    Un cordial saludo,

    Nicolaj Christensen, Alumno UAH.

    ResponderEliminar
  8. Estimado Señor Antonio Peñalver,

    estamos viviendo en un tiempo donde cada persona quiere lograr su mejor beneficio y como muestra el caso de Gerardo Díaz Ferrán, este fenómeno puede occurir tanto en la vida laboral como personal.

    Hoy en día, los líderes se encuentran en tiempos muy difíciles, por un lado su tarea principal es maximizar los beneficios de la empresa para que trabajan pero lo que es al menos asímismo importante es también crear una buen reputación. Por está razón, muchas empresas empezaban integrar la Responsabilidad Social de las Empresas (RSE) como un parte esencial de su negocio.

    La RSE se puede distinguir en tres ámbitos: Social, Económico y Medioambiental.

    En cuanto al ámbito social hay muchas áreas donde aparezca la RS. Todas las empresas persiguen maximizar su valor y como consecuencia ser más competitivas en un nivel global. Pero hoy en día eso no es suficiente. Una empresa tiene que cuidarse más allá de esto. Tiene que establecer una retribución para asegurar su existencia en el futuro. Por eso, muchas empresas han adoptado códigos éticos donde han manifestado reglas y normas que persiguen y que tienen atender los proveedores y empleadores también. Para mí significa la RS en el ámbito social tener una función social en la sociedad y al mismo tiempo ser eficiente. Hay muchos proyectos con los que las empresas muestran su interés y su preocupación para la sociedad pero cada vez estas proyectos están en contradicción con otras cosas, por ejemplo las “estafas” de dinero como en el caso del Señor Ferrán.

    Seguir con el segundo ámbito, el ámbito económico, lo primero que me ocurre es el proceso de la globalización. Vivimos en un mundo interconectado, ya no existen distancias. El desafío de una empresa y un líder es adaptarse a cambios, adaptarse a otras formas de producción. Por cuyos motivos, la transparencia de una empresa, es cada vez más importante.

    El tercer ámbito, el ámbito medioambiental, oculta - a lo mejor – los desafíos más grandes y difíciles. Debido a que la RS es una implementación voluntaria, significa para mí una cierta actitud porque no existe una ley que define el término y muestra requisitos concretas. El objetivo de una empresa debería ser respetadas y estimadas, competir con la calidad y ser responsable frente a su entorno interna y externa.

    Cuando se preguta dónde nos encontramos ahora se puede decir que en estos días estamos pagando el precio de la responsabilidad y estamos reordenado nuestras estructuras y referencias. Nos hacemos cargo que tenemos que pensar al futuro porque somos las personas que tengan las opoturnidades para lograr cambios.

    Un cordial saludo,

    Nadine Sauer

    Alumna del curso "Liderazgo y Management", UAH

    ResponderEliminar
  9. Estimado Señor Antonio Peñalver,

    Para añadir a algunos de sus puntos creo que es útil para mostrar una historia similar desde Irlanda en relación a Sr. Sean Quinn, un hombre de negocios muy exitoso cuya reputación y negocio ha sido arruinado por la realización de su negocio en una manera inmoral (http://www.ft.com/intl/cms/s/0/b4ba5912-0c76-11e2-a776-00144feabdc0.html#axzz2GMjKvJjf). Los dos hombres emprendieron esquemas elaboradas y poca ética y ambos casos son ejemplos claros de cómo los líderes pueden sucumbir a las tentaciones y presiones que está involucrado con la gestion de una empresa exitosa. Sr. Quinn fue una vez uno de los empresarios más respetados en Irlanda y ahora, y unos conspiradores, está tomando una gran parte de la culpa por el estado de la economía irlandesa, está cumpliendo una condena en cárcel por sus acciones.

    El director de una empresa es el que tiene el mayor control de la responsabilidad social de una empresa, RSE es una guía de cómo una empresa se alinea sus valores y el comportamiento con las expectativas y necesidades de las partes interesadas, y en el caso de estos dos directores, ellos abusaron su poder para beneficio propio. Sin embargo, las prácticas comerciales poco éticas no sólo se relaciona con el beneficio propio. Este tema se ha convertido en uno de los temas centrales de la crisis financiera mundial, ya que hay muchos ejemplos de cómo las personas con poder tomar decisiones arriesgadas, sin pensar en las consecuencias, por ejemplo, el colapso de Lehman Brothers.

    No hay duda de que estos dos hombres han contribuido mucho a sus respectivas economías, pero eso es sólo una de las responsabilidades morales de un jefe. RSE se refiere a las prácticas empresariales inteligente, se trata de la mejora continua y la integridad. Es algo lo que tiene que integrarse en una estrategia de negocios y ejecutada desde arriba hacia abajo.

    Un cordial saludo,

    Sam Shaw

    Alumna del curso "Liderazgo y Management", UAH

    ResponderEliminar
  10. En la actualidad nos encontramos con lo que denominamos Responsabilidad Social. Las empresas tienen una responsabilidad con la sociedad ya que repercute en gran medida en ella. Los empresarios tienen que olvidarse de su obsesión por obtener "Beneficios", dejar de mirar por su propio interés y pensar en las repercusiones de sus actos. Poco a poco gracias a estos casos como el del señor Ferrán, se muestra de que los directivos de las empresas no solo tienen que cumplir con unos objetivos marcados y conseguir unos beneficios sino también cumplir y ser responsables con la sociedad, siguiendo unas normas éticas (unos mínimos éticos), y si nos las cumplen deben ser penalizados y pagar por ello.

    Un saludo.

    Sara Guardia Bargueño

    Alumna de la asignatura "Liderazgo y Manangement" Universidad de Alcalá

    ResponderEliminar
  11. Tanto en el caso del Sr. Díaz Ferrán como en otros tan sonados como el de la familia Ruiz Mateos se pone de manifesto la falta de moral y valores, tanto personales como profesionales, de algunos empresarios.
    En 2010 mientras este señor, como presidente de la patronal CEOE, debía estar centrado en las negociaciones en las que estaba inmerso con los principales sindicatos sobre la futura Reforma Laboral parece ser que lo único que tenía en mente era conseguir "vender" una de sus principales empresas, Teinver,a Ángel Cabo para poder salvaguardar gran parte de sus bienes y de los de su socio del gran número de acreedores que tenían derecho a reclamar el cobro de sus deudas.
    Este tipo de comportamientos juegan en detrimento del resto de empresarios, la gran mayoría, que muchas veces se ven salpicados,evaluados y juzgados por los actos que otros han cometido.
    Especial mención se merecen a mi parecer los pequeños empresarios que forman casi el 99% de nuestro tejido empresarial y que luchan día a día por mantener sus negocios abiertos haciendo frente a su responsabilidad como uno de los principales agentes económicos del país, a su responsabilidad con sus propios trabajadores y a su responsabilidad con la sociedad.
    Porque aunque el fin último de una empresa es generar ganancias no hay que olvidar nunca los valores y la ética de cada persona.

    ResponderEliminar
  12. Tanto en el caso del Sr. Díaz Ferrán como en otros tan sonados como el de la familia Ruiz Mateos se pone de manifesto la falta de moral y valores, tanto personales como profesionales, de algunos empresarios.
    En 2010 mientras este señor, como presidente de la patronal CEOE, debía estar centrado en las negociaciones en las que estaba inmerso con los principales sindicatos sobre la futura Reforma Laboral parece ser que lo único que tenía en mente era conseguir "vender" una de sus principales empresas, Teinver,a Ángel Cabo para poder salvaguardar gran parte de sus bienes y de los de su socio del gran número de acreedores que tenían derecho a reclamar el cobro de sus deudas.
    Este tipo de comportamientos juegan en detrimento del resto de empresarios, la gran mayoría, que muchas veces se ven salpicados,evaluados y juzgados por los actos que otros han cometido.
    Especial mención se merecen a mi parecer los pequeños empresarios que forman casi el 99% de nuestro tejido empresarial y que luchan día a día por mantener sus negocios abiertos haciendo frente a su responsabilidad como uno de los principales agentes económicos del país, a su responsabilidad con sus propios trabajadores y a su responsabilidad con la sociedad.
    Porque aunque el fin último de una empresa es generar ganancias no hay que olvidar nunca los valores y la ética de cada persona.

    Eva Santamaría
    Alumna Universidad de Alcalá

    ResponderEliminar
  13. Estimado señor Antonio Peñalver,

    Un empresario debe fomentar la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental , generalmente con el objetivo de mejorar la situación de la empresa, pero esta claro que empresarios como el Sr. Ferrán ,no respeta nada las esferas éticas antes citadas, al desempeñar este tipo de actividades, mirando por su propio bolsillo.La responsabilidad moral ocupa un lugar cada vez más importante en la opinión pública cuando la adjudicación de la responsabilidad jurídica a través de los tribunales es insuficiente para cerrar casos como el presente.Pero actualmente la responsabilidad moral es tan importante en una empresa como la obtención de beneficios.Por lo que los directivos de la empresas ya no se tienen que enfocar en obtener beneficios y utilizar cualquier método, ya sea moral o inmoral, para obtenerlos. Ahora tienen que tener en cuenta las repercusiones que pueden tener los métodos que utiliza en la sociedad. Gracias a estos casos en los que directivos son juzgados por culpa de actos tan bajos como la ''estafa'' , los demás directivos deberían aprender un poco y entre todos conseguir que en el mundo empresarial se tenga mas en cuenta a las personas y no se mire solo en obtener beneficios.

    Un cordial saludo,

    Slawa Tomin

    Alumno del curso ‘Liderazgo y Management’ de UAH


    ResponderEliminar
  14. Hace unos años (hasta que en el año 2010 dimitió), la mayoría nos preguntábamos cómo era posible que este "individuo" siguiese siendo Presidente de la CEOE con la cantidad de problemas que arrastraban sus empresas, como Air Comet la línea aérea del grupo Marsans que estaba en situación concursal, el expediente abierto con Caja Madrid, la disolución de su aseguradora...
    Si echamos la vista atrás entre los años 2003 y 2004 el Sr. Díaz Ferrán donó más de 200.000 € a Fundescam (fundación del PP que financió parte de la campaña electoral de Esperanza Aguirre) "a cambio" la comunidad de Madrid concedió a sus empresas contratos públicos por valor de más de 6 millones de Euros.
    Pero entonces, ¿Cúal es la finalidad real que buscan este tipo de empresarios?, entiendo que el objetivo de las empresas es maximizar sus beneficios pero ¿todo vale para enriquecerse aunque sea de manera fraudulenta? Corrupción, dinero sucio, despilfarro de recursos públicos, poder, defraudación a la Hacienda pública... ¿qué buscan realmente estos "empresarios"(por llamarles de algún modo)?
    El problema es que a causa de "empresarios" como Díaz Ferrán se ensucia al resto, pues dan una imagen de vanidad absoluta, sin ningún tipo de ética, déspotas y egoístas que solo buscan el beneficio propio en vez del beneficio colectivo. ¿No se supone que un líder debe ser responsable y velar también por la satisfacción de sus colaboradores?

    Patricia Arjonilla Fernández (Alumna UAH liderazgo y management).

    ResponderEliminar
  15. Estimado Empresario, ha llegado a mis manos un PROYECTO EXITOSO de IMPORTANCIA VITAL que es
    Enormemente Sorpendente, implementado por un EQUIPO INTERNACIONAL DE LIDERAZGO, sobre una OPORTUNIDAD que
    puedes ver en esta web http://corpincc.wix.com/intsullana

    YO SIENTO que esta Maravilla Noticia ha de Expandirse entre Todos los EMPRENDEDORES, pues
    es de VITAL IMPORTANCIA para su Desarrollo personal, y de TODO EL
    MUNDO en Conjunto.

    Gracias a esa oportunidad, y a esas noticias, yo soy un TESTIMONIO VIVO de la Veracidad de las Mismas,
    pues estoy desarrollandolo Personalmente gracias asu ayuda y ya ESTOY VIENDO CAMBIOS en mi persona, tengo comunicación con otros Empresarios
    de mi Equipo,ya NO SIENTO DIFICULTAD EN LIDERAR, ni miedo, y ya REALIZO MIS PROPIAS PRESENTACIONES DE LIDERAZGO. Y si yo, que No era Nada,
    fui así Mejorandome por estos 2 presentes de gran ayuda que son esa Oportunidad y ese Equipo ¿Qué No conseguirán en
    en Empresarios más avanzados que yo?
    Por eso te envio te envio este mensaje CON TODO MI ENTUSIASMO POR TI, te envio Copia de la información del
    Equipo (adjunta en archivo pdf), para que esas Noticias lleguen a tus oidos,
    llenando de Entusiasmo tu Corazón, y para que EL ENTUSIASMO te Inunde abriendo tu mente como hizo en mi, y
    en mis Compañeros de Liderazgo.
    Lee la web Primero, y luego ve el video con tu Mente Abierta, y tras hacerlo, ENVIA UNA COPIA
    DE LA Información, a CADA Compañero emprendedor que conozcas, porque EN VERDAD que
    ESTAS SON NOTICIAS DE UNA NUEVA ERA!!!
    Firmado con TODO mi estima hacia tí,
    de tu Compañero de Liderazgo Gabriel.

    ResponderEliminar

El doble reto de la práctica de recursos humanos en tiempos de crisis.

A principios del presente ejercicio económico tuve la ocasión de escribir un artículo en Equipos y Talentos sobre las perspectivas de los recursos humanos en el 2009. Entonces, incidí en la necesidad que tenían los departamentos de recursos humanos en emprender acciones que impactaran directamente en los resultados de negocio de sus organizaciones.

Y es cierto que las empresas españolas ante un cambio de ciclo económico, una crisis internacional eminentemente financiera y una crisis doméstica -muy ligada al sector de la construcción y a la falta de liderazgo político-, tratan de no perder competitividad y de ganar en eficiencia.

Desde la perspectiva de recursos humanos, supone trabajar pensando en el corto plazo tratando de contener, flexibilizar y reducir los costes de personal que normalmente son los que mayor peso tienen que la cuenta de explotación.

En este sentido, la función de recursos humanos ha emprendido, entre otras, acciones como:
• “Downsizing” . Es decir, eliminar empleos de forma planificada a través de prejubilaciones, bajas incentivadas, suspensiones temporales de contratos, reducción de la actividad de reclutamiento, etc. . Medida que, sin embargo, resulta muy controvertida ya que, en muchos casos se muestra de dudosa eficacia a largo plazo. Watson Wyatt en un estudio internacional sobre 750 empresas desmoatraa que las empresas que no acudían a este tipo de acciones resulta ban mas rentables para los accionistas. De hecho, vadear la crisi evitando acciones downsizing repercute en: mayor satisfacción del cliente por el trato que le dan los empleados, mayor disposición a trabajar productivamente ante una recuperación económica, no temer a la innovación, mayor polivalencia de lso empleados, etc.
• Mayor flexibilidad laboral, aplicando al máximo las oportunidades que la legislación para flexibilizar contratos y costes.
• Políticas salariales centradas en el desempeño y la retribución flexible. Se trata de vincular las retribuciones a la obtención de altos niveles de rendimiento, así como de desarrollar esquemas de compensación flexible para aprovechar la fiscalidad y ofrecer a los empleados mayor poder adquisitivo,
• Mayor control y gestión analítica de la información de recursos humanos. Con el fin de poder identificar desviaciones y actuar casi de forma inmediata,
• Flexibilizar los costes de los procesos de recursos humanos. A través del desarrollo de fórmulas de externalización de aquellas prácticas de recursos humanos que no se consideran que estratégicas.
Trabajar en esta línea es una prioridad para los departamentos de recursos humanos. Es una cuestión de supervivencia.
Ahora bien, el largo plazo continua siendo importante en la gestión de recursos humanos, salvo que la empresa este en serio riesgo de supervivencia. El departamento de recursos humanos debe abordar su rol de forma trascendente sí quiere contribuir a la competitividad de su empresa.

Actuar por tanto en las dos direcciones –en el corto plazo y en el largo plazo- no es una contradicción. Es necesario y muestra el verdadero rol de la función de recursos humanos como socio del negocio.

Por ello, también se exige a la práctica de recursos humanos que sea capaz de anticiparse y dar una respuesta eficiente a determinados aspectos derivados de la evolución de la sociedad y el mercado de trabajo. Como por ejemplo: la escasez creciente de talento, el cambio de valores en las nuevas generaciones, la adaptación a los nuevos avances tecnológicos y la sensibilidad social íntimas como medio ambiente o la igualdad entre sexos.

Es por ello que hay que insistir en la necesidad de invertir en tendencias de recursos humanos, como las siguientes:
• Gestionar el compromiso de las personas. Mclelland nos demostraba que, todos los aspectos de la gestión de recursos humanos, la motivación e implicación de los equipos es el factor más importante en la contribución a los resultados de negocio. A su vez, el primer factor generador de compromiso de los empleaos con el proyecto empresarial son los directivos –sus jefes-. Así, la función de recursos humanos trata de poner en valor las fortalezas de la organización, fomentar la compensación emocional y ayudar a sus a directivos a ser mejores líderes.
• Gestionar a los colectivos claves o -en sentido, lato- el talento. Colectivos claves, como son los directivos, los profesionales de alto potencial o, dependiendo de la organización, los expatriados y los especialistas técnicos. La gestión de este tipo de colectivos supone desarrollar practicas elitistas, centradas en aquellos profesionales que contribuyen en el corto y largo plazo de forma mayoritaria en los resultados organizativos.
• Empleador de referencia. Para poder captar al escaso y menguante talento del mercado, así como para retener a los mejores.
• La filosofía web 2.0. Se trata de aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías para promover la participación y aprendizaje de los empleados. Aspectos que hacen que los portales del empleados y los campus de elearning tomen especial relevancia.
• Responsabilidad Social Empresarial. Para hacer participes a los empleados de la necesaria contribución de la empresa en el progreso social, en aspectos como: la igualdad de sexos, la responsabilidad ética o la defensa medioambiental.
• Gestión del desempeño. Ya no es una moda es una realidad. Estos sistemas contribuyen a orientar a la organización a la obtención altos niveles de resultados, objetivar las retribuciones de los empleados, favorecer la adecuación a las puestos y promover estilos de dirección comunicativos.

Eso sí, actuar en esta línea no significa que los departamentos de recursos humanos tengan que invertir de forma indiscriminada o generalizada. Más bien, al contrario. Desarrollar este tipo de prácticas significa una apuesta por la individualización de la respuesta de la organización a las necesidades de sus empleados.


Por Antonio Peñalver
Publicado por Top Ten HRS

¿Los Recursos Humanos en el Siglo XXI?

En 2003, Marc Effron, Robert Gandossy y Marshall
Goldsmisth publicaron en inglés este sugerente y ambicioso titulo, al que me he permitido añadir, para esta reflexión,las interrogaciones.

Sin duda, es un libro interesante que todos aquellos profesionales que estén interesados por la gestión de recursos humanos y su evolución han de leer. Es una pena que no se haya traducido al español.

En el mismo, se trata muchos de los aspectos claves para entender el papel de los recursos humanos en las organizaciones, así como para prever los nuevos retos en su gestión. Y estos se articulan entorno a cinco ejes de actuación:
• Nuevos valores críticos a gestionar. Como tener resultados extraordinarios a través de personas normales, como hacer que las personas realmente contribuyan al liderazgo empresarial, como implicar a las personas, como fidelizar a las diferentes generaciones, como han de apartarse las personas a la globalización, como comprender la diversidad… Son cuestiones fascinantes y a su vez, son retos que la función de recursos humanos tiene que asumir. Sí estos no se gestionan adecuadamente las compañías pueden perder competitividad en el mercado y por ende, valor.
• Prácticas emergentes. Conseguir el orgullo y motivación para ser más efectivos en el trabajo, desarrollar líderes en tiempo real, promover talento directivo, vincular a las personas con el desarrollo de negocio, minimizar la probabilidad de éxito en los nuevos ejecutivos reclutados, aprender a través del educación y el aprendizaje, vincular las tecnologías al conocimiento y el aprendizaje... Todo ello, son aspectos que la práctica de recursos humanos ha de abordar para ser más eficaz.
• Desarrollo organizativo y cultural. Favorecer una organización innovadora, construir nuevas formas de relación, acomodarse al cambio, gestionar de forma global… Son otros aspectos en los que la función de recursos humanos tiene decidir y a través, de su gestión, contribuir.
• Liderando el cambio, esa difícil tarea. Cuando el cambio está fuera de control, conectar las estrategias de negocio con las estrategias de liderazgo, encontrar el camino de crecimiento, centrarse en las tareas importantes.. Son otro tipo de aspectos que los que la práctica de recursos humanos ha de implicarse y contribuir
• La evolución de la profesión de recursos humanos. Asumir el cambio de la práctica de recursos humanos, poder transformar los recursos humanos en una sociedad de servicios profesionales, tener influencia ,ofrecer el servicio adecuado, ser socios del negocio asesorar al senior management… Son, también, otros retos de la función de recursos humanos. Si no lo hace, desaparecerá o como máximo, será una función “higiénica”.

Sin embargo, si bien estos aspectos son relevantes, el actual escenario económico hace que la gestión de recursos humanos afronte, aparentemente, la paradoja de tener que ser muy cortoplacista en sus planteamientos (control y flexibilización de los costes de personal, reducción de plantillas, mayor productividad de las personas…).

Y digo “aparentemente”, porque precisamente este escenario es una oportunidad para hacer ver a la organización la importancia de las personas, así como de gestionarlas adecuadamente. Este es el momento, para que los departamentos de recursos humanos sean creativos, aporten soluciones al management, involucren a las personas, redefinan sus prácticas… en definitiva, se reinventen y aporten más valor.

La pregunta que me surge es: ¿recursos humanos se está dejando llevar por la situación, es reactiva… o está aportando soluciones, se confía en sus capacidades para ayudar a la organización para salir de la crisis?.
Respondamos, tras una larga reflexión, con humildad, perspectiva y objetividad.

Antonio Peñalver
Publicado por Top Ten HRS