Introducción a mi blog

A través de mi blog, pretendo abrir un espacio de debate e información sobre la Gestión de Personas en las organizaciones entre profesionales de los recursos humanos. Me baso en la convicción de que "las Personas son lo Primero": es decir, las personas son el elemento imprescindible de las empresas para actuar, emprender, avanzar y ser líderes. Como Jim Collins observa en su estudio Good to Great, la empresa es el autobús en el que tenemos que hacer un largo trayecto y si no se cuenta en ese proyecto con las personas adecuadas en cada momento y en el lugar correcto, nunca se podrá ser una gran empresa. ¡Bienvenidos!

sábado, 30 de junio de 2012

Una gran carga de adrenalina: El Líder es la clave del Compromiso y los resultados de Negocio.

El pasado 25 de mayo tuve la oportunidad de abrir la segunda conferencia Adrenaline en circuito automovilístico de Ascari  de Ronda (Málaga), contando con la presencia de más de 100 profesionales y en la misma tuve la ocasión de comentar como estudios recientes muestran que el éxito en la implementación de cambios organizativos depende, en gran medida, de una adecuada gestión de personas.

Es en procesos de crisis y cambio donde los directivos han de asumir su rol de líderes: sabiendo identificar la necesidad de la organización;  definiendo las estrategias adecuadas e implicando eficazmente al resto de las personas de la organización.

Y es que, como nos recuerda Mclleland, hay una estrecha relación entre el rol directivo y los resultados de negocio.
En este evento, tuvimos la ocasión de vivir y sentir aspectos que se esperan del líder como por ejemplo:
§  Desarrollo de hábitos personales que le permitan ser realmente efectivo. Ya que la eficacia produce resultados inmediatos y a largo plazo. ( Desarrollado por Mayte Márquez de TEA-Cegos-Franklin Covey)
§  Gestión eficaz del capital humano en una época de continuo cambio, donde la tecnología e innovación son factores determinantes de la evolución y el negocio. (Desarrollado por  Helmar Rodríguez de SAP HCM Iberia)
§  Adopción de una actitud mental positiva ante la vida y con el equipo de colaboradores, estando preparados identificar los cambios, afrontarlos sin miedo y adaptarse al futuro. (Desarrollado por mi gran amigo Emilio Duró de ITER Consultores)
Si queréis un mayor desarrollo de este post podéis acceder al siguiente link:
Un cordial saludo,
Antonio Peñalver

miércoles, 27 de junio de 2012

Diálogos para el Desarrollo con Pimentel y Sevilla

A la hora del almuerzo de hoy, día 26 de junio de 2012, he tenido la oportunidad de asistir a uno de los denominados Diálogos para el Desarrollo, organizado francamente bien por Management Activo, con la participación de los ex ministros Jordi Sevilla y Manuel Pimentel; teniendo a la Diputación de Málaga como anfitriona.

Esperaba ver dos visiones diferentes de la situación económica actual y la verdad, he asistido a un foro interesante, desarrollado por gente inteligente, que en el fondo coincidían en su análisis.
Permitídme, queridos lectores, que haga un breve resumen de las conclusiones que extraído como elemento de reflexión.

En primer lugar y como resumen general, mi interpretación de cómo ven el estado actual de la situación económica es que asistimos a una recesión económica muy grave, fruto de una mala gestión continuada en el pasado, en la que todavía queda tiempo para salir pero que, con confianza, actitud positiva e inteligencia, podremos sortear.

En concreto, destaco las siguientes conclusiones de este foro como elemento exclusivamente de reflexión:

  • Fruto de una mala gestión política, económica y social, España ha acumulado una deuda tres veces superior a su PIB anual, de la que el sector privado representa el 75% aproximadamente y en especial, las empresas son las más lastradas.
  • Ante situaciones de endeudamiento caben varias alternativas para poder salir: crecimiento, refinanciación, inflación y “quita”. Y cualquiera de estas alternativas son difíciles de gestionar para España.
  • Que la prima de riesgo siga creciendo, la bolsa baje y el rating también baje, es normal cuando no se dan respuestas contrastables: cuanto, cuando, como… Por lo tanto, las declaraciones no son suficientes, hemos de esperar a ver respuestas concretas para que la situación se pueda ir enderezando.
  • Bajar impuestos y crear riqueza es incompatible, salvo que existan altas tasas de crecimiento y alto niveles de endeudamiento. Cosas, estas últimas, que España no puede esperar en el corto y medio plazo. Por lo tanto, habrá que seguir incrementando los impuestos.
  • La obsesión por la austeridad es lógica pero sin inversión es estéril.
  • Es necesario generar confianza con hechos contrastables, como por ejemplo, el control del déficit o la adopción de nuevas medidas impositivas, renovadoras y controladoras del gasto.
  • Parafraseando a Darwin “el que no se adapta muere” y España tendrá que adaptarse al entorno. Para ello, es necesario trabajar en los siguientes ejes:
    • Apostar por el Talento y la Inteligencia, lo que significa hacer y tomar decisiones
    • Desarrollar una Actitud Positiva de control y superación de la actual situación, evitando los agoreros o “vampiros de la energía”
  • Nuestro sistema constitucional esta anticuado y requiere una renovación para adaptarse a los retos del siglo XXI.
  • Hay muchos liberados políticos para lo que precisa el actual sistema social. Y además, están polarizados. Es necesario conversar y construir una visión y plan estratégico de futuro. Sería una pena que los partidos políticos no sean capaces de ponerse de acuerdo en cómo salir de la crisis y renovar el Estado.
  • La inmigración en España esta disminuyendo rápidamente por la falta de empleo; pero, en el futuro, volverá a ser necesaria por el envejecimiento de la población española.
  • Confío en que estas ideas recogidas en el foro, no por ser del todo novedosas, nos hagan reflexionar sobre los retos que tenemos por delante como sociedad.
Un cordial saludo,
Antonio Peñalver

sábado, 2 de junio de 2012

Indemnizaciones amorales


A lo largo del último año hemos visto como múltiples ejecutivos que pregonan a los cuatro vientos que dejan voluntariamente su organización cobran unas cuantiosas indemnizaciones basadas en el criterio legal del despido improcedente o en un acuerdo preestablecido en el momento de la contratación inicial.

Cabe destacar algunos ejemplos: Jorge Valdano, quién, -al dejar el Real Madrid en mayo de 2011, según el voluntariamente-, cobró cerca de cuatro millones de euros; o más recientemente, Rodrigo Rato, que al presentar su renuncia de Bankia el mes pasado confía en cobrar 1,2 millones de euros, si la Comisión de Nombramientos y Retribuciones de esta institución no lo para.

Pero,… ¿en qué quedamos?: si se van voluntariamente ¿por qué les indemnizan?; o si  les echan ¿por qué no lo asumen públicamente?

Es muy posible que en estos casos, -como en tantos otros-, estos personajes hayan sido invitados a marcharse por su falta de resultados o por discrepancias manifiestas, prefiriéndose abonarles dinero para generar el menor ruido mediático posible.

Las organizaciones y las personas tienen una responsabilidad moral y deben actuar en consonancia con los demás y consigo mismo; Y la moral ha de concretarse en conductas ejemplarizantes que se acaban convirtiendo en la costumbre y la fuente del derecho. Por ello, no tiene que dar reparo el que se expliciten públicamente.

Las conductas que son perniciosas las denominamos inmorales, mientras que las virtuosas se convierten en costumbre y son fuente del derecho. Las conductas que carecen de moralidad las denominamos amorales pero, al no querer hacerse públicas, pasan al lado de la inmoralidad.

Es por ello que la falta de claridad a la hora de justificar estas cuantiosas indemnizaciones nos haga dudar, cuanto menos, de la amoralidad de las mismas.

Tanto las organizaciones que abonan estas desorbitadas indeminaciones, como las personas que lo cobran, deben actuar acorde con su responsabilidad moral. Es decir:
Si te marchas porque te echan y lo tenías pactado o te corresponde legalmente, el interesado y la organización están obligados a decirlo.
Si te vas voluntariamente o has sido invitado a marcharte, pactándose la salida, al amparo de un más que beneficioso acuerdo, también hay que decirlo.

La transparencia ha de ser una de las virtudes tanto de las organizaciones como de las personas: Es una cuestión de responsabilidad personal y social. De lo contrario,  se está actuando de forma engañosa e incluso, cobarde.

Lo que cabe esperar de los ejecutivos que salen voluntariamente de las organizaciones a estos precios es que actúen con transparencia. Es decir, que asuman su responsabilidad moral. Y en la misma dirección tienen que actuar las organizaciones que promueven la salida de sus ejecutivos y están dispuestas a abonar estas extravagantes cantidades.

La sociedad económica depende del desarrollo de conductas morales para subsistir éticamente.

Antonio Peñalver