Introducción a mi blog

A través de mi blog, pretendo abrir un espacio de debate e información sobre la Gestión de Personas en las organizaciones entre profesionales de los recursos humanos. Me baso en la convicción de que "las Personas son lo Primero": es decir, las personas son el elemento imprescindible de las empresas para actuar, emprender, avanzar y ser líderes. Como Jim Collins observa en su estudio Good to Great, la empresa es el autobús en el que tenemos que hacer un largo trayecto y si no se cuenta en ese proyecto con las personas adecuadas en cada momento y en el lugar correcto, nunca se podrá ser una gran empresa. ¡Bienvenidos!

domingo, 18 de mayo de 2014

Cuatro rasgos del líder profesional

En la pasada Conferencia de la ASTD en Dallas tuve la oportunidad de comprar el reciente libro de Cory Bouck, instructor de academia naval norteamericana, “The Lens of Leadership” (Las lentes del liderazgo), que reflexiona sobre las claves para que las personas quieran seguir a un líder; Y de las muchas cosas que me han impactado, hoy quiero destacar las claves de la profesionalidad de un líder.

Y es verdad: un líder tiene que actuar con profesionalidad si quieren que le sigan. De lo contrario no sería un líder. Puede parecer obvio, pero es necesario. No hay líder que no cumpla el principio o la virtud de la profesionalidad.

He aquí cuatro claves de la profesionalidad de un líder que destaca Cory Bouck:

·         Productividad.

El liderazgo exige trabajo con resultados y ha de ser ejemplo de la consecución de los mismos. Lo contrario es “farfolla”. El líder tiene que aportar resultados de la manera más eficiente posible y sus colaboradores, clientes y colegas lo tienen que apreciar. Sus resultados han de ser tangibles y mayores que lo requerido inicialmente. Un líder tiene que construir su reputación sobre la excelente calidad y gran volumen de servicios o productos que él y su equipo produce.

·         Innovación.

El ratio de cambio y complejidad del mercado es exponencial, actualmente. Y hay que saber adaptarse al mismo si uno quiere ser competitivo. Por ello el rol del líder requiere innovación. Ello supone promover y generar en el equipo de continua mejora o progreso. Y para ello, el líder ha de promover la innovación y saber crear un entorno innovador, rodeándose de personas que aporten nuevas ideas y formas de llevarlas al terreno continuamente.

·         Experiencia.

Las competencias solo pueden adquirirse a través del estudio y la aplicación practicas. Lo contrario es “tocar de oído” y normalmente, eso no funciona. Por ello, la actitud de aprendizaje continuo es necesaria, tanto para el líder como para su equipo. Supone desarrollar el valor de la humildad desde las más altas instancias de la organización hasta las áreas más operativas. Se puede aprender interna y externamente.

·         Educación.


Las personas –tus colaboradores, tus clientes o tus colegas- se merecen respecto y existen muchas maneras para ser educados. El líder debe tratar a la personas como le gustaría que le tratasen a él, con independencia del poder formal que pueda tener. Los comportamientos contrarios son destructivos. La reputación, entre otros aspectos, proviene de cómo nos comportemos con los demás.