Introducción a mi blog

A través de mi blog, pretendo abrir un espacio de debate e información sobre la Gestión de Personas en las organizaciones entre profesionales de los recursos humanos. Me baso en la convicción de que "las Personas son lo Primero": es decir, las personas son el elemento imprescindible de las empresas para actuar, emprender, avanzar y ser líderes. Como Jim Collins observa en su estudio Good to Great, la empresa es el autobús en el que tenemos que hacer un largo trayecto y si no se cuenta en ese proyecto con las personas adecuadas en cada momento y en el lugar correcto, nunca se podrá ser una gran empresa. ¡Bienvenidos!

jueves, 21 de enero de 2016

Las competencias profesionales de la Cuarta Revolucion Industrial segun Davos (2016)

Resultado de imagen de davos 2016
Esta semana, -del 20 al 23 de enero-, se está celebrando la Conferencia Anual Económica de Davos-Klosters en Suiza. Allí acuden los principales representantes de la Economía a nivel Mundial y uno de los temas que se tratan es cómo evolucionará el mercado laboral
 
En este marco, las conclusiones son definitivas: dentro de cinco años, más de un tercio de las competencias profesionales (35%) que se consideran importantes en la fuerza laboral de hoy habrán cambiado. Ello compagina con otros estudios que afirman que para 2020 el 65% de los puestos de trabajo serán nuevas profesiones que ahora no existen y que tendrán que ver con las nuevas tecnologías.
 
En 2020, la Cuarta Revolución Industrial nos habrá traído de forma fehaciente la robótica avanzada, el transporte autónomo, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y colaborativo, los materiales avanzados, la biotecnología y la genómica. Y esta evolución transformará la forma en que vivimos y la forma en que trabajamos haciendo que desaparezcan muchos trabajos actuales y aparezcan otros muchos que, ni siquiera ahora, seamos capaces de imaginar.
 
Por ello, es seguro que el mercado laboral a corto plazo buscará unas competencias diferentes y, en muchos casos, nuevas. Ello obligará a que los sistemas educativos de reinventen rápidamente. También, las empresas tendrán que emprender acciones de reciclaje al respecto urgentemente.
 
El nuevo informe del Foro Económico de Davos, denominado “El futuro de los empleos”, además de vaticinar que en Europa se habrán perdido más de 5 millones de empleos por esta revolución para 2020, nos da grandes pistas de sobre cómo evolucionarán a corto y medio plazo las competencias que se exigirán a los profesionales.
 
En el cuadro próximo podemos ver la evolución de las competencias profesionales más valoradas en los profesionales en un plazo no superior a cinco años.
 
Las organizaciones empresariales, así como los sistemas educativos, por tanto, tendrán que hacer un esfuerzo formativo urgente e ingente si quieren ser competitivas en este futuro tan próximo.
Antonio Peñalver

sábado, 16 de enero de 2016

Steve Jobs: directivo “sincericida”

Actualmente podemos ver en las pantallas una nueva versión cinematográfica sobre Steve Jobs, cofundador en 1976 y Presidente Ejecutivo de Apple Inc., así como máximo accionista individual de The Walt Disney Company. Un personaje que ha revolucionado la informática y que ha dejado una compañía que, todavía, es líder en su sector.

Se trata de una película biográfica que nos muestra un doble perfil de Steve Jobs: un emprendedor visionario de éxito y un directivo que daña a las personas (como se comenta en la película era “un tipo ofensivo e hiriente”). Es una película dinámica, que resulta interesante y clarificadora sobre este personaje tan interesante.

Desde el punto de vista del management, podemos decir que Steve Jobs no era un líder, ya que, aunque mostraba muchos rasgos de este tipo de perfil (voluntad, emprendimiento, inteligencia, visión empresarial…), no supo involucrar positivamente a su equipo; de hecho, hubo muchos profesionales con gran potencial que, por no soportarle, se marcharon a la competencia. (Por ejemplo, el Presidente le dijo, tras el fracaso del lanzamiento del Mac, “amargas a nuestra gente y los mejores ingenieros se marchan a la competencia”).

Como podemos ver en esta interesante película, Steve Jobs es el ejemplo de un directivo que adolece de competencias interpersonales. Él pensaba que decir la verdad era lo adecuado, pero realmente era un “sincericida”:  decía lo que pensaba de y a las personas sin importarle como pudieran sentirse; pero él se quedaba tranquilo porque había dicho lo que pensaba, subido en la soberbia de pensar que siempre tenia razón.

A lo largo de la película tenemos muchísimos ejemplos de su falta de habilidades intrapersonales: unos dirían falta de “inteligencia emocional” y otros dirían “falta de misericordia”. Yo digo que le faltaban ambas cosas. A un colega de toda la vida que había contribuido a parte del éxito del proyecto le dijo “te perdono de por vida”. ¿Cómo se pude ser tan soberbio?

Un auténtico líder tiene que, además de mostrar competencias de negocio, saber gestionar a las personas y relacionarse emocionalmente. No puede hacer de la ironía un arma para herir a las personas. No puede tener como norma personalizar y humillar a las personas.

Solo las personas que osaron plantarle cara, como su directora de Comunicación, fueron capaces de sobrevivir a esta personalidad y lo hicieron albergando gran odio hacia este personaje.
Antonio Peñalver

sábado, 2 de enero de 2016

Feliz Año 2016

Resultado de imagen de feliz año 2016Queridos lectores,
Os deseo lo mejor para este nuevo año 2016, en la confianza de que las Personas es lo Primero en la Organizaciones.
Un fuerte abrazo,
Antonio Peñalver