Introducción a mi blog

A través de mi blog, pretendo abrir un espacio de debate e información sobre la Gestión de Personas en las organizaciones entre profesionales de los recursos humanos. Me baso en la convicción de que "las Personas son lo Primero": es decir, las personas son el elemento imprescindible de las empresas para actuar, emprender, avanzar y ser líderes. Como Jim Collins observa en su estudio Good to Great, la empresa es el autobús en el que tenemos que hacer un largo trayecto y si no se cuenta en ese proyecto con las personas adecuadas en cada momento y en el lugar correcto, nunca se podrá ser una gran empresa. ¡Bienvenidos!

martes, 6 de junio de 2017

Recursos Humanos y el nuevo Ecosistema del Talento


Resultado de imagen de nuevo ecosistema de trabajo
Me resulta inquietante la afirmación de Suzy Bashford de que “las organizaciones que se niegen a abrazar un ecosistema de talento disperso estarán al final de la cadena alimenticia”.

Los free lance, los trabajadores a tiempo parcial o los trabajadores subcontratados han estado en el fondo de la piscina del talento en las organizaciones. Por el contrario, los empleados fijos a tiempo completo han ocupado históricamente los escalones superiores de la “cadena alimenticia” del talento, devorando cualquier amenaza a su paso.

Pero, dado que las empresas han de ser más ágiles, se están volviendo dependientes de aquellos trabajadores menos tradicionales que están facultados por la tecnología para trabajar a distancia, en el horario que les convenga y bajo la forma jurídica que más les interese. Por lo tanto, las "leyes" naturales del medio ambiente de los recursos humanos están cambiando, particularmente en los sectores basados ​​en el conocimiento, como, por ejemplo, la tecnología, la consultoría o los medios de comunicación. En este nuevo paradigma, no son las organizaciones corporativas individualistas las que necesariamente sobreviven y prosperan, sino las comunidades profesionales más colaborativas.

Peter Brown, Socio de Recursos Humanos en PwC, cree que entre 5 y 10 años el talento relevante sentirá su sentido de pertenencia a su red profesional más que a una organización como empleadora fija. Esto obligará a gestionar de una forma más libre a los trabajadores, tanto interna como externamente. Y es que en el pasado las organizaciones han estado muy vigilantes acerca de cómo se hacen las cosas; pero ahora, muchas de ellas, quieren colaborar sin ataduras jurídico-laborales.

La verdad es que, en el entorno actual, ya resulta sorprendente que muchas organizaciones sigan trabajando en una forma tan anticuada, donde las personas estén atrapadas a su escritorio, su contrato y su tiempo, como lo hacían al final del siglo XX. Las nuevas generaciones están llegando y hay una guerra por el talento. Las organizaciones que ganen, serán aquellas que confían en su gente y les den libertad y flexibilidad para actuar laboralmente.

La colaboración necesita de la función de recursos humanos un cuidado y una atención constantes de las personas, en sus nuevos valores de cooperación y libertad de actuación. Este cambio puede ser difícil para las organizaciones; y, para ser exitoso, necesita ser comprado desde arriba (la Alta Dirección).

Acorde con el pensamiento Crossrail, para que este nuevo ecosistema del talento prospere se necesitan perfiles muy diferentes de especialistas en recursos humanos; su foco ha de estar en el desarrollo organizativo del capital humano y en la compaginación eficaz del talento y los recursos humanos necesarios. Ningún responsable de recursos humanos puede hacer bien su trabajo sino hace bien su trabajo en ambos sentidos.

Por ejemplo, Dell, ha lanzado una plataforma virtual de trabajo, denominada 'Connected Workplace', cuyo objetivo es el de adoptar un enfoque 'agnóstico de la ubicación' del talento. Y es que el talento reside en todas partes y con diferentes sensibilidades. Lo importante es aprovechar la tecnología para aprovechar el talento disponible.

Sin embargo, muchas empresas, todavía, pueden pensar que es importante que sus trabajadores se reúnan en un local físico por lo menos una parte del tiempo, creyendo que esto es mejor para su cultura organizativa. ¿Hasta cuándo esto será útil?

Antonio Peñalver

No hay comentarios:

Publicar un comentario