Introducción a mi blog

A través de mi blog, pretendo abrir un espacio de debate e información sobre la Gestión de Personas en las organizaciones entre profesionales de los recursos humanos. Me baso en la convicción de que "las Personas son lo Primero": es decir, las personas son el elemento imprescindible de las empresas para actuar, emprender, avanzar y ser líderes. Como Jim Collins observa en su estudio Good to Great, la empresa es el autobús en el que tenemos que hacer un largo trayecto y si no se cuenta en ese proyecto con las personas adecuadas en cada momento y en el lugar correcto, nunca se podrá ser una gran empresa. ¡Bienvenidos!

domingo, 18 de febrero de 2018

10 consejos para ser un buen Líder


Resultado de imagen de liderazgo
Seamos honestos, ser un gran líder no es fácil.  Ser un lider significa alcanzar altos niveles de rendimiento, con unos procesos eficaces y un equipo comprometido.
Carly Okyle, editora de Entepreneur, nos aporta los siguientes diez consejos para ser un líder eficaz:

1.       Lidera con el ejemplo.
Los líderes necesitan mostrar, no solo contar. Por ejemplo, si deseas que tus empleados sean puntuales, asegúrate de llegar puntual o incluso temprano. Si la profesionalidad es una prioridad, asegúrate de estar preparado para el éxito y trata con cortesía a todas las personas con las que interactúas. Establece el tono y tus empleados lo seguirán.
2.       Se humilde.
Existe una gran diferencia entre un líder y un jefe. Si bien ambos tienen responsabilidades, el líder comparte el centro de atención y se siente cómodo al motivar a otros. Si bien puede parecer contradictorio, ser humilde requiere más confianza que disfrutar de la gloria. Tus empleados lo apreciarán y tus clientes también lo apreciarán.
3.       Comunícate de manera efectiva.
La comunicación efectiva es necesaria, tanto en el trabajo como en la vida. Los grandes líderes se aseguran de que sean escuchados y entendidos, pero también saben la importancia de escuchar. La comunicación es una calle de doble sentido y es necesario aprovecharla.
4.       Mantén reuniones productivas.
Como dice el refrán, el tiempo es oro. Así que, por supuesto, deberías evitar las pérdidas de tiempo durante las reuniones. Si confías en que tu equipo hará su trabajo, no debería haber necesidad de microgestión, y las reuniones se pueden llevar a cabo rápidamente.
5.       Conoce tus límites.
Incluso el líder más amable y cuidadoso tiene límites. Establece tus límites y adhiérete a ellos. Saber lo que no es tolerable puede ahorrar a todos en la oficina mucha frustración; y mantener los límites claros significa que no hay confusión.
6.       Búscate un Mentor.
Nadie es una isla. Los mejores líderes saben cuándo necesitan ayuda y saben a dónde recurrir para obtenerla. Nadie puede saber de todo, por lo que encontrar a alguien de confianza para que te aconseje cuando las cosas se ponen difíciles puede marcar la diferencia.
7.       Sé consciente emocionalmente.
Si bien muchas personas aconsejan mantener las emociones separadas de los asuntos de negocios, en última instancia las empresas tratan de las relaciones entre las personas. Para que estas relaciones duren, debes ser emocionalmente inteligente: se sensible a diferentes puntos de vista y diferentes orígenes. Cuando uses cabeza para hacer lo mejor para tu empresa, no te olvide tener corazón.
8.       Ten cuidado (y evita) las trampas comunes del liderazgo.
Todos cometemos errores, pero algunos son evitables. Ser conscientes de los errores comunes, sin enfocarse en ellos hasta el punto de convertirse en profecías autocumplidas, puede ser el primer paso para no repetirlos.
9.       Aprende del pasado.
Aquellos que no aprenden del pasado están condenados a repetirlo. La historia está llena de ejemplos de modelos comerciales exitosos y fracasos empresariales espectaculares. Piensa en lo que hacen bien las personas que admiras, y considera lo que salió mal para aquellos que terminan sus carreras sumidos en el escándalo o en la desgracia. Las lecciones se pueden encontrar en todas partes.
10.   Nunca dejes de mejorar.
Los grandes líderes, -de hecho, las grandes personas-, están constantemente aprendiendo y siempre tratando de mejorarse a sí mismos. Siempre hay algo en lo que puedes trabajar o una nueva habilidad para dominar. Asegúrate de mantener tu mente abierta a nuevas ideas y posibilidades.
Antonio Peñalver

No hay comentarios:

Publicar un comentario