Introducción a mi blog

A través de mi blog, pretendo abrir un espacio de debate e información sobre la Gestión de Personas en las organizaciones entre profesionales de los recursos humanos. Me baso en la convicción de que "las Personas son lo Primero": es decir, las personas son el elemento imprescindible de las empresas para actuar, emprender, avanzar y ser líderes. Como Jim Collins observa en su estudio Good to Great, la empresa es el autobús en el que tenemos que hacer un largo trayecto y si no se cuenta en ese proyecto con las personas adecuadas en cada momento y en el lugar correcto, nunca se podrá ser una gran empresa. ¡Bienvenidos!

domingo, 6 de mayo de 2018

6 comportamientos para dejar tu legado como líder


Resultado de imagen de legado

Liderar no es fácil. Además de la responsabilidad de tomar decisiones difíciles cada día, obtener resultados de forma eficiente y mantener comprometido al equipo, hay otro componente crítico que impregna el pensamiento de un líder: ¿Cuál será mi legado como lider?

El legado de un líder es un subproducto de las decisiones históricas que uno toma impulsadas por sus valores personales. En otras palabras, un legado sólido es la base de las decisiones organizativas del lider. Jack Welch, ex CEO de General Electric, planteó a sus empleados una pregunta para tener siempre en cuenta a la hora de tomar decisiones: ¿lo que estoy haciendo en este momento se convertirá en una victoria para la compañía? 


Jeff Boss, -conferenciante y escritor sobre liderazgo-, nos propone seis maneras en que los líderes pueden dejar un legado duradero:
1.    Mantén a tus empleados comprometidos. Los líderes establecen los límites organizativos en los que los colaboradores han de desplegar su máximo potencial y comprometerse con la consecución de altos niveles de rendimiento. Cuando los colaboradores entienden por qué se toma una decisión, son más ingeniosos y pueden decidir la mejor manera de trabajar para lograr esa visión. 

2.    Mantén a tus colaboradores enfocados. Un líder siempre está "encendido" y ha de demostrar interés por el potencial de contribución del capital humano. He aquí tres maneras en la que un líder puede mostrar un interés genuino en los empleados:
·       Visita a los empleados con los que normalmente no te reúnes
·       Realiza visitas extraoficiales sin previo aviso y organiza reuniones para obtener preguntas y satisfacer respuestas
·       Pásate por el despacho o mesa de un empleado para conversar 

3.   Promueve la “espiral de la motivación”. Imagina que entras que un nuevo equipo y cuales deben los estándares para obtener altos niveles de rendimiento. Los miembros del equipo pueden abandonarlo, pero dejan una estela de excelencia detrás de ellos para que otros se adhieran. Los grandes líderes animan a otros a dejar sus propias espirales de motivación. 

4.    Establece las condiciones. Los líderes establecen el entorno para que el desempeño organizativo florezca como resultado del desempeño de los empleados, y lo hacen de la siguiente manera:
·       Estableciendo expectativas claras
·       Asegurando el ajuste correcto del trabajo
·       Haciendo que los recursos estén disponibles para que las personas realicen sus trabajos
·       Prestando apoyo senior
Si no queremos mediocridad, hemos de establecer sistemas y procesos eficaces, así como designar a las personas adecuadas, entrenándoles en las habilidades necesarias.
5.      Usa la incertidumbre para inspirar. El cambio puede ser complejo, pero la misma incertidumbre inherente al caos brinda la oportunidad de crear certidumbre. En la conferencia MacWorld 2007, Steve Jobs estaba dando un discurso de apertura cuando su “clicker” dejó de funcionar y, en lugar de tropezar, inmediatamente usó el error como una oportunidad para contar una broma y una historia. Su acción ante la incertidumbre, todavía sigue siendo un hecho recordado.

6.    Deja que otros sepan dónde estás parado. Muchas veces, el feedback se reserva para las revisiones de desempeño periódicas; Es un error. Realiza un esfuerzo para compartir tus comentarios de manera inmediata y no dejes que las preguntas sin resolver permanezcan. El deseo de mejorar es algo que todos nosotros compartimos, y si los comentarios inmediatos ayudan a un colaborador a mejorar, esa será tu contribución. El feedback es más útil cuando es más frecuente y se correlaciona con los hechos acontecidos. 

Los líderes que aspiran a más, - y que, también, hacen más-, dejan su legado a las personas y a la organización. Transfieren sus conocimientos, experiencia y lecciones aprendidas a los recién llegados para que ellos (los nuevos empleados) puedan transmitir la espiral motivación al resto. 

Antonio Peñalver

3 comentarios:

  1. En mi opinión y desde la experiencia de haber tenido dos lideres diferentes en un mismo año, puedo decir, que ser jefe no significa precisamente ser líder... para ser líder, debes destacar en muchos buenos aspectos que aquí se nombran. Tuve la oportunidad de tener como jefe a una persona que no se preocupa por sus empleados, por como se encuentran, lo agobiados que pueden llegar a estar en el día a día, que ayuda necesitaban en cuanto a la resolución de problemas en su trabajo, etc., un sin fin de cosas, que hacían que te dieras cuenta que esa persona es jefe porque hace muy bien su trabajo, pero que en cuanto a gestionar personas no tiene las ideas claras. También tuve la oportunidad de tener un jefe, un líder que demuestra día a día que ser un buen jefe no se basa solamente en pedir y gritar o estar de mal humor por todo lo que conlleva su trabajo, sino en tener en cuenta a su equipo en todo momento y sobre todo aprender a delegar cuando más lo necesita. Un buen líder ayuda a que su equipo crezca dentro de la empresa, motiva a sus empleados a que aporten ideas de mejora y las lleva a cabo, realiza reuniones cada 15 días o una vez al mes; no solo para conocer resultados, sino también para enfocarse en como lo estamos llevando, si nos vemos agobiados, si se nos esta haciendo complicado realizar el trabajo, si necesitamos más tiempo para su desarrollo, si tenemos ideas de mejoras, si necesitamos mejorar en algo, si tenemos demasiada carga o por el contrario necesitamos o queremos más, se preocupa de como nos vemos ahora y como nos veremos a finales de año, que nos motiva en la empresa, es flexible... etc. Eso es un buen líder, como se menciona en el articulo, un buen líder es aquel que da feedback cada vez que puede con comentarios positivos y el hacer por ayudar y motivar a su equipo, que aquel que da feedback una vez al año y solo se le ve para ello, o para algún comentario negativo sobre lo mal que se están haciendo las cosas, sin dar las gracias cuando las cosas se hacen bien.

    Lady Mellizo Quintero

    ResponderEliminar
  2. ¡Excelente! Siendo líder de un equipo de trabajo, me he preguntado precisamente como puedo impactar de manera positiva en el trabajo de los demás o en sus vidas. ¿Cómo puedo asegurar un buen liderazgo en un ambiente destacado por la creciente competencia, los avances tecnológicos y los cambios constantes y rápidos? La realidad es que en la actualidad las organizaciones y sus líderes actúan en escenarios donde la única constante es el cambio, pero dentro de todo esto no debemos olvidar nuestro motor y lo que nos hace crecer, nuestro equipo.

    Comprometer, enfocar, motivar, comunicar, inspirar y dar retroalimentación, de manera resumida, es lo que debe procurar hacer un excelente líder. Tomarse el tiempo para conocer a su equipo, entender sus necesidades, alinearlos con la cultura y valores de la empresa, enfocarlos en la visión y misión y mantener una línea de comunicación abierta, en todo momento.

    Teresa Medina Franco

    ResponderEliminar
  3. Buen artículo. En mi propio opinión, entiendo el legado como un tipo de "memoria" o "criterio" dejado por el jefe salido. Un jefe excelente trabaja con sus empleados y deja el espacio para que ellos puedan participar, además le gusta comunicar con sus trabajadores y escuchar sus opiniones. En contrario, un jefe duro responde a todos los trabajos y tiene una esperanza de controlar, no le importa mucho la comunicación sino las disciplinas corporativas. Para dejar un buen legado el jefe tiene que saber una cosa: el éxito empresarial es debido de los trabajos de toda la empresa en lugar de su trabajo sólo. Hay que importarse sus empleados y respetar sus voluntades. Sin embargo muchos lideres de organización consideran el éxito grupal como sus propio méritos y los quieren aprovechar para conseguir más beneficios privados. Entonces es necesario superar el egotismo y el deseo de control si queremos ser un buen lider y dejar un legado duradero.

    Boyu Yang

    ResponderEliminar