Introducción a mi blog

A través de mi blog, pretendo abrir un espacio de debate e información sobre la Gestión de Personas en las organizaciones entre profesionales de los recursos humanos. Me baso en la convicción de que "las Personas son lo Primero": es decir, las personas son el elemento imprescindible de las empresas para actuar, emprender, avanzar y ser líderes. Como Jim Collins observa en su estudio Good to Great, la empresa es el autobús en el que tenemos que hacer un largo trayecto y si no se cuenta en ese proyecto con las personas adecuadas en cada momento y en el lugar correcto, nunca se podrá ser una gran empresa. ¡Bienvenidos!

domingo, 11 de noviembre de 2018

Lo que hacen los mejores mentores

El mentoring puede tener diferentes variantes. No siempre funciona a menos que los líderes tengan en cuenta algunos principios comunes.

Durante los últimos tres años, como parte de mi próximo libro, he estado investigando cómo los líderes pueden juzgar y desarrollar mejor su talento a la luz de un entorno de trabajo cambiante, más orientado a los propósitos, más habilitado por la tecnología. Habiendo entrevistado a cerca de
100 de los líderes más admirados de los negocios, la cultura, las artes y el gobierno, destaca una característica importante: hacen todo lo posible para imprimir su "bondad" a los demás de manera que los demás se sientan como versiones más completas de sí mismos. Dicho de otra manera, los mejores líderes practican una forma de liderazgo que tiene menos que ver con la creación de seguidores y más con la creación de otros líderes. ¿Cómo lo hacen? He notado cuatro cosas que hacen los mejores mentores:
   Poner la relación antes que el mentoring. Con demasiada frecuencia, el mentoring puede evolucionar hacia un procedimiento de "marcar la casilla" en lugar de algo auténtico y basado en la relación. Para que el mentoring real tenga éxito, es necesario que exista una química básica entre un mentor y su mentorizado. Los estudios demuestran que incluso los programas de mentoring mejor diseñados no pueden sustituir una relación genuina e intercolegial entre el mentor y el aprendiz. Una investigación realizada por Belle Rose Ragins, experta en mentoring y profesora en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, demostró que a menos que los aprendices tengan una relación básica con sus mentores, no existe una diferencia discernible entre los aprendices y los que no son mentores. Todo esto es para decir que la mentoría requiere una buena relación. En el mejor de los casos, impulsa a las personas a romper con sus roles y títulos formales (jefe contra empleado) y encontrar un terreno común como personas.

    Centrarse en el carácter en lugar de la competencia. Demasiados mentores ven el mentoring como un programa de capacitación centrado en la adquisición de habilidades laborales. Obviamente, un elemento del mentoring consiste en dominar las competencias necesarias para una posición determinada. Pero los mejores líderes van más allá de la competencia y se centran en ayudar a moldear el carácter, los valores, la autoconciencia, la empatía y la capacidad de respeto de otras personas. Saben que, a la larga, las cualidades basadas en valores importan mucho más que la mejora de conocimientos. Hay muchas maneras de guiar a las personas en torno a estos valores y de crear una mayor conciencia de sí mismos.

     Grita fuerte con tu optimismo y guarda silencio con tu cinismo. Tu mentorizado podría llegarte con algunas ideas extravagantes o ambiciosas, aparentemente irreales. Podrías sentirte tentado a ayudarle a pensar de manera más realista, pero los mentores deben ser dadores de energía, no tomadores de ella. Considera por qué podría funcionar una idea, antes de considerar por qué no podría funcionar. El mejor método que conozco para pensar de esta manera es la regla 24 × 3 para el optimismo. He escrito sobre este enfoque y he intentado practicarlo durante años, pero es muy difícil de dominar. Cada vez que escuches una nueva idea, dedica, si es posible, 24 segundos, 24 minutos o un día pensando en todas las razones por las que la idea es buena antes de criticar cualquier aspecto de la misma. Se ha dicho que el mundo prefiere el fracaso convencional sobre el éxito no convencional. Los buenos mentores deben fomentar la exploración de estos últimos.

   Sé más leal a tu mentorizado que tú compañía. Por supuesto, todos queremos retener a nuestros mejores y más brillantes empleados. También queremos que nuestra gente sea efectiva en la organización. Dicho esto, los mejores mentores reconocen que en su forma más noble y poderosa, el liderazgo es un deber y un servicio hacia los demás, y que la mejor manera de inspirar el compromiso es comprometerse de manera plena y desinteresada con los mejores intereses de colegas y empleados. No busques solo descubrir las fortalezas de tus mentorizados; busca sus pasiones subyacentes, también. Ayúdalos a encontrar su vocación. La mayoría de nosotros tenemos personas con experiencia, como amigos, líderes religiosos y miembros de la familia, que sirven como anclas y guías fuera de nuestros lugares de trabajo. ¿Por qué no podemos traer este mismo alto nivel de confianza y apoyo dentro del lugar de trabajo? En muchos casos, debemos a los mentorizados servir como algo más que simples mentores de carrera.

Los mejores mentores evitan anular los sueños de sus mentorizados. Si un empleado y un trabajo no encajan bien, o si un empleado ambicioso de manera realista tiene una movilidad ascendente limitada en una empresa, un buen mentor ayudará a ese empleado a seguir adelante. Es posible que se adapten mejor a otro rol dentro de la organización, o incluso a un nuevo camino en otro lugar.

En su nivel más alto, el mentoring se trata de desarrollar "buenas personas" y de tener a las "buenas personas" adecuadas a nuestro alrededor: personas comprometidas a ayudar a otros a convertirse en versiones más completas de quienes son. Es por eso que las organizaciones y los líderes que más admiro se han dedicado a atraer a otros.

*Traducción del artículo en inglés: https://hbr.org/2017/02/what-the-best-mentors-do

* Anthony Tjan es director ejecutivo, socio gerente y fundador de la firma de capital de riesgo Cue Ball, ex vicepresidente de la firma asesora Parthenon, coautor del best seller “ New York Times Heart, Smarts, Guts y Luck” (HBR Press, 2012) y autor “The  Good People” (Portfolio / Penguin Random House, 2017).


Antonio Peñalver
Socio director de People First Consulting

3 comentarios:

  1. Tener un mentor es muy importante y útil, especialmente en tiempos de cambio y de cosas nuevas. Las cuatro cosas mencionadas en el artículo que los mejores mentores comparten son rigurosas y significativas. Es importante que un mentor, similar a un camaleón, se ponga a sí mismo en un tipo diferente de tutoría en diferentes situaciones. En la Universidad de Paderborn en Alemania acompañé a los estudiantes de primer año en sus primeras semanas como mentor. Me di cuenta de que al principio hay que actuar como ayudante y responder a muchas preguntas básicas que son las mismas para todos los alumnos. Sin embargo, después de un cierto período de aclimatación, cada vez hay menos preguntas comunes, pero se pueden promover mejor las cualidades individuales mencionadas en el punto 2 (el carácter, los valores, la autoconciencia, la empatía y la capacidad de respeto de otras personas) y ayudar a un mayor desarrollo. No obstante, la confianza es también muy importante para esta promoción (véase el punto 4) y una base o relación común fundamental es un requisito previo básico para ello (véase el punto 1). Además, durante mi tiempo como mentor me di cuenta de que, sobre todo en los primeros días, uno también es un factor importante de motivación para los alumnos y uno tiene que contagiarlos con su entusiasmo (véase punto 3).

    ResponderEliminar
  2. un buen líder debe saber como descubrir talento de los demás y hacer que se haga bien, siendo líder de si mismo.
    Para ello, tendrá que ser un mentor bueno, teniendo en cuenta por ejemplo los 4 factores que sale en este articulo.
    El líder mentor, tiene que tener en un principio cierta experiencia y conocimiento, para poder ayuda a los demás desarrollar capacidades necesarias: trabajo en equipo, empatía, ser optimista, tener sueño y nunca rendirse, apasionar a lo que gusta, ser confiado a si mismo, autocritica...etc.
    También influye otros factores en el mentor como motivación, clima de confianza...

    ResponderEliminar
  3. La nocion de mentoring es interesante. Primero porque pienso que el mentor tiene un papel claramente definido y tiene que poseer algunas calidades. Mas, opino que su objectivo es de ayudar al mentorizado a adelantar cada vez mas solo.

    Y es tanto mas util cuanto que ahora gracias a la llegada de las nuevas tecnologias, el mentoring puede hacerse en distancia.

    Sin embargo, para mi, hay tambien algunas cosas que los mentores deben tomar en cuenta. La primera es que el mentor transmite su saber pero debe tambien saber escuchar y aprender del mentorizado. La relacion no es solo de una direccion. Y segundo, el mentor debe tener un minimum de conocimiento y una carrera profesional bastante rica para esperar que su mentorizado quede implicado.

    Sophia Badis.

    ResponderEliminar